Cómo ayudar a nuestros hijos en la escuela

Comenzar la escuela es emocionante y difícil. Vas a necesitar ayudar a tu hijo en la escuela. Aprende a apoyar a tus hijos en su vida escolar y a ayudarlos a tener éxito.

ready for school

La escuela es donde los niños pasan la mayor parte del tiempo. Allí aprenden lengua y cultura. Es importante que los padres ayuden. Tal vez no domines el inglés, pero hay muchas maneras en las que puedes ayudar a tu hijo. ¡Y puedes enseñarles a ayudarse a sí mismos! Aquí hay algunas ideas útiles para ayudar a tu hijo en la escuela.

Consejos para todas las edades

Hay algunas cosas que los padres pueden hacer para ayudar a un niño de cualquier edad.

Pregúntale a tu hijo sobre sus sentimientos

Los niños en edad escolar no siempre hablan sobre cómo se sienten. Tal vez la estén pasando mal, pero no quieren preocuparte. Pregúntales a menudo cómo se sienten. Son más propensos a contarte sus problemas si les preguntas.

Visita la escuela con tu hijo

Es difícil empezar en una nueva escuela. Visita la escuela con tu hijo antes de su primer día escolar. Así no estarán tan confundidos o perdidos en su primer día.

Averigua sobre deportes y otras actividades

Muchos niños en los Estados Unidos practican deportes en equipos. Otros se unen a clubes o tocan música después de la escuela. Averigua si a tu hijo le interesa alguna actividad. Los deportes ayudarán a mantenerlos saludables y a hacer amigos.

Compra o busca materiales

Trata de comprar los libros y materiales que tu hijo necesita antes de que comience la escuela. Si no puedes pagar los materiales, habla con el maestro de tu hijo. Te dirán dónde obtener ayuda con los materiales que necesitas.

Sé honesto con los maestros

Las escuelas en los Estados Unidos se ocupan tanto del bienestar de los niños como de su educación. Además, los maestros americanos son muy directos. Querrán hablar contigo acerca de cualquier problema de comportamiento. Tal vez hablen con niños muy pequeños sobre problemas de salud. Por ejemplo, una maestra de preescolar puede decirte que tu hijo tiene problemas de estómago o tiene una erupción. Si esto te incomoda, recuerda que el maestro está tratando de ayudar a tu hijo. Puedes apoyar al maestro y a tu hijo hablando honestamente sobre los problemas y encontrando soluciones.

Guardería y preescolar

Los niños pueden empezar la guardería cuando son bebés. Algunas guarderías aceptan niños de 2 meses de edad. Los niños generalmente tienen 4 o 5 años cuando comienzan el jardín de infantes. Aquí es cuando necesitan más ayuda.

Encuentra ropa y zapatos que sean fáciles de poner y sacar
Los maestros de preescolar y guardería les enseñan a muchos niños a vestirse y los ayudan cuando no pueden hacerlo solos. Cuando la ropa es fácil de sacar, estás ayudando al niño y al maestro.

Establece la misma rutina que la escuela
Si tu hijo toma una siesta o tiene tiempo de descanso en la escuela, haz lo mismo en casa. Así será más fácil para ellos seguir la rutina de la escuela.

Lean juntos
La lectura es un buen hábito para empezar cuando los niños son pequeños. La lectura ayuda a que les vaya bien en la escuela. Intenta leerle a tu hijo un par de veces a la semana y antes de acostarse. Si no sabes inglés, busca libros con imágenes y pídele a tu hijo que te cuente lo que está sucediendo en las imágenes. También pueden comenzar a aprender juntos el alfabeto en inglés.

Obtenga apoyo de tutoría

La tutoría ayuda a los estudiantes. Un adulto, profesor u otro estudiante puede ser capaz de enseñar a un estudiante. Es posible que su estudiante también pueda tutorizar a otros estudiantes. Algunas escuelas tienen programas después de la escuela o durante ciertas clases para que los estudiantes reciban tutoría.

Individuos y empresas privadas también tutor. Los tutores suelen estar disponibles para cualquier materia. La tutoría privada generalmente ocurre después de la escuela y costará dinero. También puede encontrar ayuda gratuita para tutoría de su estudiante de un programa local en una organización cercana, comunidad religiosa o programa después de la escuela. Puede haber organizaciones sólo para ayudar a los refugiados y otros estudiantes recién llegados. Su oficina escolar puede tener una lista de tutores privados y tutorías gratuitas cerca. También puede buscar en FindHello programas en su área.

 

Guardería y preescolar

Los niños pueden comenzar la guardería cuando son bebés. Algunas guarderías llevarán a niños que solo tienen 2 meses de edad. Los niños suelen tener 4 o 5 años cuando comienzan el jardín de infantes. Aquí es cuando necesitan más ayuda.

Encuentra ropa y zapatos que sean fáciles de poner y quitar

Los maestros en preescolar y guardería enseñan a muchos niños a vestirse y ayudarlos cuando no pueden. Cuando la ropa es fácil de quitar, usted está ayudando tanto al niño como al maestro.

Establecer el mismo horario que la escuela

Si su hijo toma una siesta o tiene tiempo tranquilo en la escuela, haga lo mismo en casa. Les facilitará el seguimiento de la rutina escolar.

Leer juntos

La lectura es un buen hábito para comenzar cuando sus hijos son pequeños. La lectura ayuda a su hijo a hacerlo bien en la escuela. Trate de leer a su hijo unas cuantas veces a la semana y a la hora de acostarse. Si no sabe bien el inglés, busque libros de imágenes y pida a su hijo que le diga lo que está sucediendo en las láminas. También puede empezar a aprender letras en inglés juntos.

Primer y segundo ciclo de la escuela primaria

Tu hijo comenzará primer grado a los 6 años de edad. El primer y segundo ciclo de primaria incluye desde primer grado hasta octavo grado.

Establece una rutina de tareas

Los niños en los Estados Unidos reciben algún tipo de tarea para el hogar todos los días. Debes incentivarlos a que hagan por lo menos un poco cada noche. Si no entiendes qué están haciendo, pídeles que te cuenten. Intenta ayudarlos cuando puedas.

Comprueba con el maestro

Asegúrate de asistir a las reuniones de padres y maestros para saber cómo le está yendo a tu hijo. Si necesitas un traductor, pídele a tu hijo que le diga al maestro con anticipación. No tengas miedo de hablar con el maestro sobre cualquier cosa que te pueda preocupar.

¡Sigue leyendo!

Lee libros con tus hijos todos los días hasta que puedan leer con fluidez. Si no sabes inglés, puedes pedirle a tu hijo que te lea en inglés y traduzca. Muchos niños querrán jugar videojuegos, mirar la TV o estar en las redes sociales en esta edad. Asegúrate de limitar su tiempo y hacerles ver que la lectura es importante.

Escuela secundaria (High school)

Los niños generalmente comienzan la escuela secundaria cuando tienen 14 o 15 años. La secundaria trae desafíos diferentes.

Sigue hablando con tu hijo sobre la escuela todos los días

A esta edad, tu hijo tal vez no te cuente tantas cosas como antes. Anímalo a hablar sobre lo que aprende y cómo se siente.

Asiste a los eventos

Si tus hijos realizan deportes o actividades, ve con ellos siempre que puedas. Los padres en los Estados Unidos apoyan a sus hijos acompañándolos. Esto también puede ayudarte a conocer más gente de la comunidad en la que vives.

Habla sobre lo que sigue

En la secundaria, los estudiantes en los Estados Unidos empiezan a planificar para ir a la universidad. Apoya a tus hijos en sus planes. Busca ayuda en la escuela con la carrera y planificación universitaria.

Una ex recién llegada habla sobre los desafíos que enfrentó al comenzar la escuela cuando era niña. Ella ofrece algunos consejos sobre cómo ayudar a su hijo.

Una nota especial para las madres solteras

¡Criar adolescentes es difícil! Es posible que no siempre sepas qué hacer cuando nuestros hijos crezcan y cambien. Esto puede ser más difícil para las madres solteras con hijos de 17 años en adelante. Si su estudiante está fallando en la escuela secundaria, puede saltarse las clases o dejar la escuela por completo.

Cuidado con las señales de advertencia. Si su hijo parece deprimido o deja de hablar con usted acerca de la escuela, puede estar fallando. Continúe haciendo preguntas cuidadosamente y pacientemente para animarlo a hablar con usted. Manténgase en contacto con sus maestros y la escuela, para que sepa lo que está pasando. Es parte de su trabajo ayudar con los problemas.

Si estás realmente preocupado, pide ayuda. Comience con la Línea Nacional de Ayuda para Padres. Tiene personas capacitadas que pueden darle apoyo y asesoramiento por teléfono al (855) 427-2736, de lunes a viernes, 10 am PST a 7 pm PST. También tiene muchos recursos en línea.

Aprende más

Finish school and earn your GED®

Free online GED® preparation course

Finish your education