Reducir el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos es un gran problema en los Estados Unidos. Averigüe cómo ahorrar dinero y ayudar al medio ambiente reduciendo la cantidad de alimentos que desperdicia. Aprenda sobre la congelación, el reciclaje y el almacenamiento de alimentos.


Residuos de alimentos vegetales en el basurero
Foto cortesía de Wikimedia Commons

En los Estados Unidos, entre el 30 % y el 40 % de los alimentos que se producen no se consumen. El desperdicio de alimentos en los vertederos causa la contaminación del agua, la tierra y el aire. Puedes reducir el desperdicio de alimentos almacenándolos, utilizándolos y reciclándolos adecuadamente.

Almacenamiento de alimentos para reducir el desperdicio

El aprendizaje del método de almacenamiento adecuado de las frutas y verduras ayuda a que se mantengan frescas durante más tiempo. Poner algunos productos en la nevera hace que se echen a perder más rápido. Si sabes que no consumirás los alimentos antes de que se echen a perder, puedes congelarlos.

Frutas y verduras

La mejor manera de congelar las frutas blandas, como las frambuesas, es colocarlas en una bandeja para hornear. Asegúrate de dejar espacio entre las frutas. Una vez congeladas, pon las frutas en una bolsa de plástico y exprime o quita el aire extra antes de guardarla. Las frutas con alto contenido de vitamina C, como las manzanas, se tornan marrones cuando se congelan. Para evitar que se vuelvan marrones, puedes sumergirlas en una mezcla de jugo de limón y agua. Sécalas antes de congelarlas.

La mayoría de los vegetales también pueden ser congelados. Deben ser blanqueados antes del secado y la congelación. Blanquear es cocinar rápidamente los alimentos en agua hirviendo. Esto asegurará que mantengan su color y textura.

Puedes usar restos de verduras en lugar de tirarlos. Hacer caldo de vegetales es una forma fácil de reducir los residuos. Simplemente pon tus verduras y/o hierbas en una olla con agua, añade un poco de sal y deja hervir durante al menos 30 minutos. Puedes hervirlas durante varias horas si deseas que el sabor sea más fuerte. El caldo puede mantenerse congelado durante un máximo de cuatro meses.

Hierbas

Para conservar las hierbas suaves, como el perejil y el cilantro verde, colócalas en un frasco de vidrio con un poco de agua en el fondo. Pon una bolsa de plástico suelta en la parte superior y guárdalo en la nevera. La excepción es la albahaca, que debe ser almacenada en la barra de la cocina.

Para guardar las hierbas duras como la salvia o el orégano, ponlas en una sola capa, envuélvelas en una toalla de papel húmeda y colócalas en la nevera.

Las hierbas como la albahaca, el cebollino, el estragón, el orégano, el toronjil y la menta pueden ser congeladas. ¡Las hierbas congeladas pueden ser almacenadas durante un máximo de 12 meses! Empieza por enjuagar las hierbas y elige una de las opciones.

  • Congela las hojas individuales en una bandeja para hornear, colócalas en una bolsa para congelar y ponlas en el congelador.
  • Pon las hierbas en bandejas de cubitos de hielo y cúbrelas con agua o 1-2 cucharaditas de tu tipo de aceite favorito.

Lácteos

Si tienes mantequilla extra, córtala en trozos de 1/4-1/2 taza y envuélvelos con una envoltura de plástico. Colócalos en una bolsa de plástico y ponlos en el congelador hasta 9 meses.

La leche y la nata son muy fáciles de congelar: puedes ponerlas directamente en el congelador. Si la botella o la caja está llena, debes verter 1/2 pulgada de líquido. El líquido se expande cuando se congela, y al verter un poco se evita que el recipiente se reviente cuando la leche se expanda.

Los quesos suaves como la ricotta o el requesón pueden ser congelados en sus envases. Si deseas congelar el queso crema, primero debes envolverlo bien en una envoltura de plástico. El queso duro debe ser cortado en cubos o rallado y puesto en bolsas de plástico. Congelar el queso duro cambia su textura. Cuando lo descongeles, probablemente será más desmenuzable.

Carne y pescado

Para congelar carne o pescado, envuélvelos fuertemente en una capa de papel encerado o en una envoltura de plástico. A continuación, colócalos en una bolsa de plástico y quita el aire o envuélvelos en papel de aluminio. Lo más importante es mantener el aire fuera de la superficie.

Debes descongelar la carne y el pescado completamente antes de cocinarlos o no se cocinarán uniformemente. La forma más segura de hacerlo es ponerlos en la nevera durante unas 24 horas.

Muchas tiendas venden carne que está a punto de caducar por un precio mucho más barato. Comprar carne que está de oferta y congelarla de inmediato es una buena manera de ahorrar dinero.

Compostaje para reducir los residuos de alimentos

El compostaje es una gran manera de prevenir el desperdicio de alimentos. Es una forma de tratar los residuos sólidos, como los alimentos y las plantas. Algunos alimentos, como la carne y los lácteos, no pueden ser compostados.

Los residuos de alimentos son descompuestos por bacterias hasta que se convierten en abono. El compost se utiliza para que el suelo sea saludable y para cultivar plantas, incluidos los cultivos alimentarios. Algunas ciudades tienen programas de compostaje. Muchas otras no los tienen, pero tú también puedes hacer compost en tu propia casa.

Ve un video sobre cómo hacer compostaje

Si tienes un jardín o plantas de interior, puedes mezclar el compost con la tierra. Si no lo tienes, puedes regalarlo a alguien de tu comunidad.

Uso de aplicaciones de smartphones para reducir el desperdicio de alimentos

Hay aplicaciones de smartphones que puedes usar para reducir el desperdicio de comida. Algunas de estas aplicaciones sólo se encuentran disponibles en las grandes ciudades, pero es posible que pronto lleguen a otras zonas.

  • Olio permite a los usuarios compartir con otros alimentos que no comerán. Los particulares, restaurantes, cafeterías y panaderías pueden publicar fotos. Cuando quieras recoger algo, puedes enviar un mensaje a la persona que lo publicó. Los dos se pondrán de acuerdo acerca de la hora en que puedes recoger la comida.
  • Food for all es una aplicación utilizada en Nueva York y Boston. Los restaurantes que tienen demasiada comida publican esas comidas una hora antes del cierre. Los usuarios de la aplicación pueden encontrar restaurantes cerca de ellos y comprar la comida a un precio mucho más barato.
  • Foodkeeper es una aplicación hecha por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Puedes buscar información sobre los alimentos que has comprado. La aplicación te dirá cuánto tiempo tienes para comer la comida antes de que se estropee. Puedes agregar recordatorios de calendario a tu teléfono para que no se te olvide consumirla.